El Parador El Parador

Tu lugar en la red...
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php portal.php





Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente » VIAJE A LONDRES II Mientras hemos bajado del "reacto
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
VIAJE A LONDRES II Mientras hemos bajado del "reacto
MensajePublicado: Vie Ago 23, 2019 8:32 am Responder citando
Antonio García Fuentes
Escritor y filósofo
Escritor y filósofo

Registrado: 07 Sep 2008
Mensajes: 3455




VIAJE A LONDRES II

Mientras hemos bajado del "reactor", nos hemos encaminado al lugar donde tenemos que recoger equipajes; salimos al exterior, ya con los mismos y llega un autocar a recogernos; hemos perdido una enormidad de tiempo, lo que unido al recorrido de esas aproximadas "treinta millas inglesas" que nos separan de la urbe londinense, van a ocasionar el que cuando lleguemos al hotel, hayamos perdido prácticamente toda la mañana, puesto que la circulación es muy lenta a medida que nos aproximamos a Londres (no existen buenas vías de comunicación o nos han llevado por algunas secundarias).
En éste corto pero intenso viaje, vamos conociendo lo que nuestro guía define como "el Londres exterior" y el que difiere mucho del que normalmente nos ofrecen los noticieros o informativos televisivos; o las películas que aquí desarrollan su acción. Este Londres periférico es inmenso, generalmente compuesto por casas unifamiliares o pequeños bloques de pisos y bastantes espacios verdes o ajardinados (todas o casi todas las casas tienen jardín) así como zonas comerciales y donde predomina el pequeño comercio de todo tipo. La población es heterogénea y predomina en ella un "sinnúmero" (son abundantísimos) de individuos procedentes de lo que fuera el Imperio Británico (en mayoría negros, hindúes y otros tipos de "asiáticos, antillanos" o de la denominada "raza amarilla").
Este es el Londres que también podríamos denominar... "más o menos rural" y que se extiende por la campiña inglesa (aquí no hay montes, cerros... menos aún montañas) y por ello nos da la sensación (al menos a mí) de que estamos cruzando a través de innumerables "pueblos provincianos", con un sabor y coloridos notables por lo variopinto de los mismos, ya que como antes dije, sus pobladores proceden de "todos los pueblos que un día conformaron el grande y potente Imperio Británico", por lo que también podríamos pensar (o decir) que estamos atravesando una "gran Babel", pero eso sí... "aquí todo el mundo habla inglés".
A pesar de esta enormidad de espacio rural y urbano que ocupan alrededor de once millones de "londinenses", las comunicaciones urbanas (dicen que) son bastante buenas; y ello en base al ferrocarril de cercanías, el metropolitano y la gran cantidad de los famosos autobuses ("rojos de dos plantas") que cubren toda ésta gran megalópolis; la que sin embargo no está contaminada, puesto que esa gran circulación de vehículos de todo tipo (abundan igualmente los taxis, los automóviles particulares y todo tipo de vehículos comerciales y de reparto de mercancías) no deja humos ni malos olores de gases en demasía, por lo que deduzco que aquí deben imperar unas muy estrictas normas de circulación y cuido de los motores mediante filtros y periódicos controles; cosa digna de mención y de emulación, como otras cosas a las que más adelante me referiré; aunque se pueden sintetizar indicando que aquí existe un alto nivel cívico (educación) y ello se nota en cualquier lugar a poco que uno se fije en ello; y salvo en... "lo del idioma" (aquí no ceden... "sólo inglés") por ello resalta que en general el ciudadano sabe cuidar su ciudad y... "asimismo". He podido observar en un modesto restaurante muy cercano a una base de camionetas del "correo inglés" y donde hay cientos de ellas, el que éstos conductores al celebrar la comida del medio día, ninguno (reitero ninguno) toma bebida alcohólica alguna, por lo que deduzco que... "debe haber normas muy estrictas, ya que a los ingleses les gusta beber como a cualquier otro habitante del Continente"(1).
Entre "unas cosas y otras" llegamos a nuestro hotel a las tres horas de "pisar tierra inglesa", lo que ya da una idea del tiempo perdido... por fin nos encontramos en el "Hotel Holiday Inn", un muy confortable y moderno hotel de "cuatro estrellas" situado en, "1 Kings Cross Road" y por tanto bastante céntrico o cercano al "corazón" de esta enorme ciudad.
Como en el hotel sólo tenemos concertado el alojamiento y desayuno, tan pronto tomamos posesión de nuestras habitaciones salimos a buscar "donde comer" ya que el tiempo apremia. Como mi esposa y yo desconocemos el idioma nativo, nos dirigimos a un restaurante "italiano" que observamos frente al hotel y en el que entramos en la confianza que "nos entenderán"...

(1) Los ingleses cuando se refieren al resto de Europa, suelen referirse a ello y de ésta manera... "ellos no se consideraban europeos... ingleses sí"; "quizá ahora al pertenecer a la Unión Europea cambien un poco, pero les costará trabajo"... son muy suyos y les costará mucho tiempo y trabajo cambiar.
Lamentablemente la señora que nos atiende y que es de edad bastante "respetable" (única camarera del pequeño local) debe ser "pura inglesa" y no nos entendemos pese a que se muestra sonriente y se nota su afán de ser agradable a nuestra presencia, puesto que sonríe constantemente y nos muestra la carta... de la que elegimos "casi a ciegas" y curiosamente comemos bastante bien (yo al menos), e incluso acompañados de fresca cerveza... "italiana".
Como antes indiqué, "vamos cortos de tiempo" y por ello tras comer con cierta celeridad, volvemos al hotel para descansar aunque ello sea un corto espacio de tiempo.
A las dos de la tarde iniciamos lo que se denomina como "una visita panorámica de la ciudad", por lo que a dicha hora nos viene a recoger al hotel un microbús similar al ya descrito en la pasada madrugada (sólo que éste "si tiene buena calefacción") y en el mismo y acompañados de nuestro guía nos dirigimos a recorrer de forma rápida el centro de Londres y deteniéndonos sólo en tres lugares concretos; en la catedral de San Pablo, en la orilla opuesta del "Támesis", frente al famoso parlamento inglés y en un determinado lugar para desde él, tomar unas fotografías y luego desde allí, marchar en dirección a la abadía de Westminster, la que igualmente visitaremos. Como es lógico y normal, en éste veloz recorrido poco se puede retener del mismo, puesto que lo que va relatando nuestro cicerone es imposible de tomar o resumir, por ello sólo me referiré a las dos visitas importantes; catedral protestante (Iglesia de Inglaterra o "Anglicana") y la citada abadía, que pertenece a la Iglesia Católica.
Nos detenemos en la entrada a la catedral de San Pablo y tras un corto espacio de tiempo para admirar su exterior, pasamos a "la cola" de visitantes que van a entrar a este grandioso templo y el que se visita "previo pago de un determinado importe". A la entrada se nos entrega un folleto impreso en español (loado sea Dios, los dirigentes de ésta Iglesia quieren ser "más comunicativos" que el resto de ingleses) en el que ya y en el centro del mismo, se lee muy claramente que... "mantener abierta la Catedral cuesta más de tres millones de libras esterlinas al año (o cinco libras por minuto). Le agradecemos mucho su colaboración"... (Copio textualmente)...? y lo que demuestra que... "si bien el reino no era de éste mundo, pero aquí todo cuesta una barbaridad".
Lo primero que puede ver el observador es que ésta catedral o "primera Iglesia de una determinada confesión cristiana", desde el exterior guarda una cierta semejanza con la homónima de Roma, o sea la dedicada al "otro principal apóstol" (San Pedro) puesto que la gigantesca cúpula central es muy parecida a la romana, al menos así lo parece a quienes como yo "somos profanos" en detalles arquitectónicos; por ello me da la sensación que aquí quisieron "copiar" en algo a la de Roma y pese a que ésta "londinense", se terminara de construir en 1.710; quizá también por ello, si en Roma dedicaron el primer templo a Pedro, aquí lo dedicaron a Pablo, por aquello de que... "tanto monta, monta tanto y quizá más el segundo que el primero en lo que a la difusión cristiana por el mundo... se refiere...?".
Sorprende al entrar en éste (repito grandioso) templo lo que se observa en su interior, puesto que a primera vista parece ser un templo católico "más"; y por tanto, está sobrecargado de riquezas de todo tipo ornamental; incluso hay profusión de imágenes, si bien no tan abundantes como en los templos católicos. Hay enormes mosaicos bizantinos donde el oro luce en todo su esplendor y son abundantes las obras de arte de todo tipo y materiales, por lo que repito y me afirmo en que éste "primer templo"... debió de ser pensado, construido y "equipado" como una réplica o contrarréplica del ya citado de San Pedro en Roma, para -quizá- rivalizar "con el papado" y demostrar con ello, el poder de la nueva Iglesia "cristiana" (a simple vista las dimensiones son similares a la basílica romana) la que indudablemente lo consiguió a través de la ampliación del poderío inglés con su ya mentado, Gran Imperio Británico.
Hay multitud de visitantes hoy en el templo, es sábado y ello favorece la gran afluencia de "propios y extraños".
Vamos recorriendo el templo donde no se está celebrando oficio religioso alguno, si bien se aprecian en el mismo clérigos y "clérigas" (observo dos o tres mujeres sacerdotes "o sacerdotisas") todos ellos vestidos de negro y con sotanas (algunos llevan un complemento de manto o toga de color rojo o púrpura); después pasamos a los enormes sótanos del mismo y los que en gran medida, están dedicados a "cementerio" de las más importantes personalidades del "Imperio"; por ello podemos observar la enorme profusión de tumbas, enterramientos varios, lápidas, mausoleos, etc. que allí existen; todo lo cual conforma el "gran panteón" bajo la custodia religiosa dominante, o sea lo de siempre... "consolidar el poder religioso-político- económico... o viceversa", a través de los ilustres muertos que de alguna manera (todos) colaboraron al esplendor del poder material, que es en definitiva lo que en general pretende el hombre de... "todos los tiempos"... salvo muy escasas excepciones.
Salgo sorprendido de éste "gran templo" y en el que yo creí encontrar menor ostentación que la que he encontrado, puesto que yo pensaba que en los templos "protestantes", la idolatría y la parafernalia religiosa, serían cuasi inexistentes... me equivoqué.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí más temas)

_________________
No hagas a nadie, ni a nada vivo, nada que tú no quieres que a ti te hagan... ello produce paz y cierta felicidad: AGF
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
VIAJE A LONDRES II Mientras hemos bajado del "reacto
Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 2 Horas  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear radio | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo