El Parador El Parador

Tu lugar en la red...
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php portal.php

Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente » De cómo se desvalija a un pueblo indefenso
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
De cómo se desvalija a un pueblo indefenso
MensajePublicado: Mar Jun 12, 2012 9:12 am Responder citando
Antonio García Fuentes
Escritor y filósofo
Escritor y filósofo

Registrado: 07 Sep 2008
Mensajes: 3457




De cómo se desvalija a un pueblo indefenso

Como se canta en la ya vieja zarzuela española (de cuyo título no me acuerdo)... “las ciencias adelantan que es una barbaridad”; y sobre ese monstruoso avance de la tecnología, es como hoy actúan “los bandidos de siempre”, puesto que con ella han llegado al máximo control de la masa, de forma que ni soñaron todos los imperios y sátrapas de que nos habla la historia... “hoy no son necesarias las cadenas de hierro, los latigazos, deportaciones, trabajos forzados y demás aberraciones que se emplearon profusamente hasta ayer mismo... y que en algunos lugares aún se emplean”.

Hoy “los ejércitos que van a por el botín nacional”, tampoco vienen de fuera, se forman y nutren dentro del país o nación a explotar; y pregonando o preconizando, libertades para el pueblo, justicia y otras mentiras, actúan como lo hemos estado viendo y así llegan a los extremos en que han llegado, destruyendo una prosperidad que parecía sólida, empobreciendo a la población lo máximo in imaginado y llevándolos incluso a la indigencia, con una rapidez que asombra y horroriza al pensador que sabe situarse fuera de todas estas miserias y sin hacer caso a nadie... se atreve a pensar por sí mismo.

Y ese pensar, le dice con toda contundencia, que todo lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo no tiene lógica alguna, puesto que hoy hay medios para producir riqueza tangible y bienestar sostenible, en grados in imaginados hace sólo unas cuantas décadas; más aún si nos remontamos al primer cuarto del siglo pasado y que es –a mi entender- cuándo de verdad se conforma la terrible máquina productora de todo... la que al final, sólo ha producido los desastres que hoy padecemos.

A mi entender todo ello consecuente con la avaricia de unas minorías, ansiosas de riquezas inmensas y que como ya vaticinara Pitágoras hace milenios... sólo han conseguido el que la pobreza asole a la mayor parte de este atormentado planeta.


Si dejamos aparte a ese engendro moderno denominado “globalización”, que no ha sido otra cosa que globalizar y concentrar el dinero, que sigue siendo el máximo poder de este mundo; y nos fijamos en una nación o país, el sistema es el que sigue.

Se organizan los grupos hasta convertirlos en los ejércitos antes indicados... y apoderándose del gobierno, actuando en connivencia con los que dicen ser la oposición y demás “fuerzas influyentes o con el poder suficiente”... y repartiéndose el botín como simples y vulgares mercenarios sin escrúpulo alguno... legislan como quieren, quedan impunes todos, puesto que el primer mandamiento es taparse los unos a los otros, simulando una “enemistad” inexistente, puesto que como ya afirmé en uno de mis artículos, todo se convierte en una cama redonda, donde todos se arropan y nadie sale de ella, puesto que salir... “es entrar en la nada”.

Desde la dicha “cama” actúan, siempre empleando el dinero público de forma totalmente libre e impune, pagan igualmente con suma generosidad a todos los estamentos que pudieran protestar si no recibían una parte substanciosa y así se establece la que podemos denominar... “moderna rueda del tormento en la que hacen rodar a las masas, puesto que para exprimirlas todo les es permitido”.

Nadie responde de nada y nadie va a responder, puesto que nadie hay con la fuerza (“estos mercenarios no entienden otro código que no sea la fuerza”) suficiente para sentarlos ante jueces imparciales y que juzgándolos “naturalmente”, impartieran (marcando) una justicia inexistente... puesto que y como dice el viejísimo adagio... “la justicia es una red para coger a los pajarillos, mientras por sus huecos se cuelan los cuervos y los buitres”.

Y así se llega, a un estado de postración, en el que a las masas se las ha entretenido con la súper abundancia del moderno “pan y circo”, el que de haberlo tenido los césares del imperio... “aún estaría el césar en Roma y su guardia pretoriana custodiándolo como en aquellos tiempos”... ya no hay “bárbaros” en las fronteras, como tampoco fueron los bárbaros (que nos dicen) los que acabaron con Roma.

El embrutecimiento actual no es otra cosa que el que produce la nueva época “medieval”, donde el oscurantismo no viene por la oscuridad, sino por el “exceso de luces de bengala”, que ha cegado a las masas y a las que se las ha educado, de forma que no piensen, que no deduzcan, que... “el papá Estado les dará todo”; todo lo que ya estamos viendo, a muchos ya no les llega ni para comer caliente, ni para tener un techo modesto y digno donde refugiarse... y a los que ya se les discute hasta la sanidad, por la que se les exige el que paguen (repago extra) por ella, pese a estar exprimidos con los infinitos impuestos que pagan... “hasta el mendigo al comprar su diario cartón de vino peleón y el que le sirve para asumir sus miserias en la cotidiana borrachera”.

Nos han robado hasta la ilusión... pero no sólo la ilusión de ser y producir por nosotros mismos, sino y como ya es abundante... la ilusión hasta de vivir; y de ahí la monstruosa cantidad de suicidios que hoy y diariamente se producen, en un mundo que dicen desarrollado... pero que de desarrollo no tiene ni el nombre.

Escribo esto próximo a cumplir setenta y cuatro años... “me considero hijo de la peor de las guerras fraticidas que sufriera un país” (la guerra civil española, la última que duró desde 1931 hasta el fusilamiento del último condenado, en 1965 (Julián Grimau)... y que los últimos mercenarios ya mentados, han tratado de alargar, desenterrando esqueletos y removiendo las más burdas pasiones, de un pueblo siempre explotado y al que hasta en esto, se le ha querido explotar. Digo ello, por cuanto mi odisea particular, fue una de tantas de millones y millones, se vieron en situaciones que sólo las sabemos quienes las hemos vivido. Odiseas que no sirvieron paa nada, puesto que me temo, que de nuevo, nos llevan a devastaciones similares

Los culpables... ya lo estamos viendo, todos felices y contentos, todos percibiendo pagas que no merecen y todos prometiendo que de esta saldremos... aunque los que saldrán serán los que queden vivos y ni se sabe cuándo será esa fecha... afortunadamente los pueblos no mueren... sus políticos sí... pero desgraciadamente nacen otros, que en realidad... “suelen ser clones de los anteriores”.

Por tanto y como hace dos milenios gritemos como aquellos desgraciados en las arenas del circo... ¡¡Ave César... los que van a morir... te desprecian!!

Ver aquí: http://www.cafeambllet.com/press/?p=17005 una prueba de cómo se desvalija a un pueblo, con total impunidad, mientras se les obliga a pagar servicios que ya han pagado con creces.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

_________________
No hagas a nadie, ni a nada vivo, nada que tú no quieres que a ti te hagan... ello produce paz y cierta felicidad: AGF
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
De cómo se desvalija a un pueblo indefenso
Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 2 Horas  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear foro | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo