El Parador El Parador

Tu lugar en la red...
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php portal.php





Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente » Impuesto de patrimonio: Un expolio legal
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Impuesto de patrimonio: Un expolio legal
MensajePublicado: Mar May 08, 2012 8:59 am Responder citando
Antonio García Fuentes
Escritor y filósofo
Escritor y filósofo

Registrado: 07 Sep 2008
Mensajes: 3458




Impuesto de patrimonio: Un expolio legal

Imagino que “algún parásito y perverso político” (toda idea buena o mala nace en un cerebro) decidió e impuso un impuesto confiscatorio y que denominan como figura en mi titular. Era la forma canallesca de arrancar bienes ajenos, legalizando lo que nunca debiera serlo, por cuanto diré a continuación.

Imaginemos a un individuo “despierto”, que emprendedor de forma notable, inicia cualquier negocio LEGAL; y empieza a ganar dinero, va pagando todos los impuestos que le imponen y a pesar de ello, va acumulando bienes; y con ellos va forjando una fortuna, pero de forma paralela va creando bienes que repercuten en la sociedad en forma de jornales de trabajo y realizaciones que enriquecen el conjunto, tanto de su entorno más inmediato como del más lejano o nacional.

Este individuo (generalmente) se convierte en una especie de “explotador de si mismo”, puesto que para él no hay horas ni días; ilusionado (o envenenado) por sus continuos éxitos, se dedica “en cuerpo y alma” a conformar lo que estima va a ser su seguridad para su futuro y el de su familia y ello le estimula de forma inimaginable.

Generalmente estos seres, suelen empezar “de la nada” o de principios muy precarios, pero que... “por lo que sea”; saben encontrar la semilla que va multiplicándose, muchas veces de forma ni someramente pensada por ellos mismos. Son seres escasos y los que cualquier gobierno mínimamente inteligente, debe cuidar con esmero precisamente por la utilidad que ellos representan para el conjunto, puesto que no son especuladores (el especulador es una plaga y no crea nada más que miseria) y lo que crean y consiguen es bienestar seguro. (Y EL ESTADO, SÓLO CREA BUROCRACIA Y POR TANTO GASTOS INÚTILES).


En general (estos individuos) son los que se calificaron como “clases medias o burgueses”; base principal de todo Estado que ha progresado de verdad, puesto que fueron el puente, que hizo posible eliminar los dos extremos perniciosos de toda sociedad... “los opresores y dueños de todo... y los oprimidos que sólo contaban con sus brazos y poco más”.

Pues bien... aquellas sociedades que creíamos ya finiquitadas, están volviendo de nuevo y de ahí, que en las mal denominadas “sociedades de progreso”; estén volviendo a proliferar... “los ricos-ricos y en inmensa cantidad los pobres-pobres”. La culpa de todo ello, es la de los inútiles gobiernos, que compuestos por políticos sin escrúpulos, legislan a favor de las minorías y empobrecen cada vez más al resto, eliminando de paso a esas clases medias, que (reitero) son la base del verdadero progreso material e inmaterial; puesto que en esas clase medias también se desarrollan otros valores importantísimos y que no tienen nada que ver “con lo material”.

Inexplicable (pues) lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo, puesto que el final de todo ello no será otra cosa que una ruina total y unas consecuencias que ni sabemos (pero imaginamos), si bien “la historia cuenta con episodios que nos lo dicen”.

El confiscatorio impuesto citado, grava por dos veces los bienes obtenidos, a partir de una cuantía, que el inútil Estado estima debe quedar exenta, con lo que ese Estado ya coarta el estímulo al que verdaderamente sabe producir y crear riqueza; puesto que... ¿Cómo se puede justificar el pagar dos veces por el mismo bien que ya pagó sus impuestos? ¿Cómo gravar con un impuesto extra lo que las personas supieron reunir sobre la base de ni se sabe cuantas austeridades y cuantos quebraderos de cabeza que sólo lo saben aquellos que los han pasado? ¡¡Inaudito pero real!! Son los modernos saqueos de bienes, que los sátrapas y absolutistas de hace milenios realizaban con la fuerza y poder de que eran poseedores; hoy no se necesitan “esbirros armados que lleguen a tu casa y se lleven lo que quieran en nombre del señor... hoy una simple ley (draconiana siempre) te desvalija de forma mucho más limpia y cómoda para el moderno tirano”.

Y digo esto último, puesto que como ya he dicho en otros artículos... “nos han convertido en simples siervos del aparato administrativo que nos devora poco a poco”. Sí, es así... Te retienen impuestos a cuenta en cualquier movimiento de cuentas que te genere ingresos, tienes que retenerles tú a tus clientes o inquilinos, impuestos que has de ingresar tú (te obligan a trabajar gratis, pues no te pagan nada por ese trabajo y además te amenazan y multan sin incumples)... al moderno tirano y si no lo haces en el tiempo que te marca, incluso te cargará un veinte por ciento de recargo o más... tienes tú que hacerte tu propia liquidación de impuestos y llevársela limpia de polvo y paja a las arcas del moderno tirano”... Al menos, aquellos sátrapas antiguos, tenían que mover cantidad de esbirros que recaudaban a domicilio y con el riesgo que a muchos de ellos... “no regresaran al castillo por cuanto aquellos siervos los eliminaban siempre que podían y en justa venganza”.

Lógico lo que viene ocurriendo desde hace mucho tiempo y es que ese individuo emprendedor y creador de riqueza y el que desprecia la política depredadora que sufre... diga en un momento... “ya no produzco más para el tirano que vive en el castillo y que además malversa, tira y derrocha mi dinero... me planto y lo mío trataré de comérmelo yo solo y el resto que arree”... “Puesto que qué es lo que me da a mí ese tirano... nada o tan poco que no merece otra cosa que el mayor desprecio... que es lo que me permite mi total indefensión”.

Como final, una triste consecuencia de “esas tiranías modernas”:

“La salida neta de capitales del país, sin contar con las operaciones del Banco de España, alcanzó 30.890,7 millones de euros durante los dos primeros meses de 2012 como consecuencia de la huida de inversiones en cartera, préstamos y depósitos”. (Vozpópuli 01-05-2012)... y vuelvo a insertar la dirección de dos vídeos, que de alguna manera reflejan “esas tiranías (son una mínima muestra de todo) e impunidades que sufrimos sin defensa alguna”: http://www.youtube.com/watch?v=HgMHk2b3-W4&feature=share
http://www.youtube.com/watch?v=08cJiM9QRAI En la red hay infinidad de ellos y de datos concretos de todo lo que hacen con el dinero que nos sacan con total impunidad.

Por todo esto, “los discursos que nos dan los políticos nos los pasamos por los cojones”; puesto que no tienen credibilidad alguna, después de todo lo que han hecho... “los unos, los otros y los de más allá”, aparte que no dan ejemplos de absolutamente nada que a ellos les afecte, y además siguen malgastando nuestro dinero de forma ya incalificable por lo bochornosa... es por lo que me reitero y afirmo... “nos saben impotentes e indefensos... puesto que de tontos no tenemos gran cosa”.

Y si quieren ahondar más en el ruinoso presente y el peor futuro, entren aquí y lean hasta el final... sin perder la paciencia: http://www.cotizalia.com/opinion/disparate-economico/2012/05/07/rajoy-no-da-la-talla-de-las-mentiras-al-deshonor----6984


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

_________________
No hagas a nadie, ni a nada vivo, nada que tú no quieres que a ti te hagan... ello produce paz y cierta felicidad: AGF
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
MensajePublicado: Mar May 08, 2012 7:19 pm Responder citando
Antonio García Fuentes
Escritor y filósofo
Escritor y filósofo

Registrado: 07 Sep 2008
Mensajes: 3458




UN TÉCNICO OPINA EN FORO POLÍTICA EL 08-05-2012 LO QUE SIGUE:


Impuesto sobre el patrimonio, el síndrome del envidioso que el PP no se atreve a eliminar.


Menudo revuelo están armando los neoliberales a cuenta de un exiguo impuesto del 1% sobre el patrimonio de los más ricos. Que paguen, que paguen, que hay que arrimar el hombro para no se sabe muy bien qué. Además, total, ¿qué es un 1%? ¿Acaso nos hemos vuelto locos? ¿Tanto revuelo por un mero 1% que ni siquiera recaudará 1.000 millones de euros, menos del 1,5% de todo nuestro déficit anual?

Pues sí, tanto revuelo por eso. Pagar un 1% sobre el valor de una propiedad no es lo mismo que pagar un 1% de la renta que genera esa propiedad. Es muy sencillo: como media, los activos de una economía tienden a ofrecer una rentabilidad del 5%. Si un activo tiene un valor de mercado de 1.000 euros y obtiene un 5% de rendimiento anual, generará 50 euros. Si pagara un impuesto del 1% sobre la renta de 50 euros, debería abonar 0,5 euros, pero si paga uno del 1% sobre el patrimonio de 1.000 euros deberá desembolsar 10 euros, lo que equivale al 20% de la renta que ha obtenido ese año.

Pero los efectos son todavía peores en el largo plazo. Dado que el impuesto sobre el patrimonio se cobra todos los años, el expolio se acumula a un ritmo vertiginoso. Para que nos hagamos una idea: un ahorrador con 1.000 euros que obtenga una rentabilidad del 5% anual y que se limite a reinvertir ese dinero al 5% durante 50 años, tendrá un patrimonio final de 11.500 euros (habrá multiplicado sus ahorros iniciales por 11,5); si, en cambio, ha tenido que pagar un impuesto sobre su patrimonio del 1% anual, sus ahorros serán tan sólo de 7.100 euros. Es decir, al cabo de cinco décadas, un impuesto del patrimonio del 1% anual expropia el 40% de nuestro capital.

O, por si lo queremos expresar en términos de renta, en caso de que Hacienda nos eximiera de pagar durante 50 años el impuesto de patrimonio a cambio de que al final de ese período le desembolsáramos todo el dinero que deberíamos haber abonado año tras año, tendríamos que pagar en ese momento un impuesto equivalente al 800% de la renta que generáramos ese año. ¿Que 50 años son muchos? ¿Que no me vaya tan lejos? No se preocupe: a cinco años, equivaldría al 100% de la renta, a 10 a casi el 200% y a 25 al 450%.

¿Le parecen tipos razonables? A mí no. Más que nada porque el impuesto sobre el patrimonio erosiona el capital productivo de una economía. No consiste en redistribuir los peces que hemos logrado atrapar con una caña de pescar, sino en trocear esa caña de pescar con la vana esperanza de enriquecernos comiéndonos la gallina de los huevos de oro. Como si en este país, ahíto de ahorro para recapitalizar a nuestras empresas (incluida la banca) y para reconvertir nuestro aparato productivo, el capital no estuviera ya suficientemente castigado como para penalizarlo todavía más.

Por ejemplo, imaginemos una empresa con valor de mercado de 100 millones de euros, que sea propiedad de un individuo y que obtenga unos beneficios de 5 millones de euros. Sobre esos beneficios abonará 1,5 millones en concepto de impuesto de sociedades (30%) y, posteriormente, al repartir los 3,5 millones restantes en dividendos, su accionista único pagará un 21%, de modo que recibirá unos 2,75 millones. Pero, para más inri, ese accionista tendrá que abonar un 1% sobre los 100 millones que vale la empresa en concepto de impuesto sobre el patrimonio; es decir, al final, de los 5 millones que ha ganado su empresa, él sólo recibirá 1,75: un gravamen del 65%.

¿Es ésta la mejor manera de favorecer la recuperación, de potenciar la acumulación de capital nacional y extranjero, el crecimiento, la creación de empleo y el incremento de los salarios? No creo. Y todo este disparate por apenas 1.000 millones de euros: la mitad de lo que en 2011 les dimos a los dictadores del Tercer Mundo o justo lo que nos gastamos en promover la rehabilitación de viviendas. Políticas que, como es universalmente sabido, contribuyen enormemente a salir de la crisis.

El pauperizador tributo sólo tiene un aspecto positivo: si la primera medida que toma el PP no es su inmediata derogación, podremos estar seguros de que tampoco los populares sabrán o querrán sacarnos de la crisis. Resignados, no será necesario que esperemos varios meses para enteramos de que la famosa "agenda oculta" está, en realidad, completamente en blanco.


Juan Ramón Rallo es doctor en Economía y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos y en el centro de estudios Isead.

_________________
No hagas a nadie, ni a nada vivo, nada que tú no quieres que a ti te hagan... ello produce paz y cierta felicidad: AGF
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Impuesto de patrimonio: Un expolio legal
Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 2 Horas  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear un foro gratis | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo