El Parador El Parador

Tu lugar en la red...
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php portal.php





Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente » VIAJE A PAÍSES ALPINOS XVII Ya en las habitaciones de “n
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
VIAJE A PAÍSES ALPINOS XVII Ya en las habitaciones de “n
MensajePublicado: Mar Ago 20, 2019 8:21 am Responder citando
Antonio García Fuentes
Escritor y filósofo
Escritor y filósofo

Registrado: 07 Sep 2008
Mensajes: 3430




VIAJE A PAÍSES ALPINOS XVII


Ya en las habitaciones de “nuestro hotel suizo”… Y después de un necesario aseo y un corto descanso, salimos mi esposa y yo a dar un paseo por la ciudad. Nos han otorgado dos horas "libres" antes de la cena y las vamos a aprovechar viendo lo que podamos en esta noche "ginebrina". Empezamos a andar por esta cosmopolita ciudad, que cuenta con unos 330.000 habitantes, amén de la gran población flotante que debe existir aquí, debido a las continuas reuniones internacionales, que la política mundial convoca aquí, lo que obliga a mantener innumerables "sedes permanentes" a muchos países.
También existen aquí "un enjambre" de bancos, que como sucursales de los de otros países, intervienen en negocios, junto con los no menos abundantes bancos suizos, lo que dice bién a las claras que aquí, se deben mover enormes intereses de todo tipo y donde "no deben faltar los de dudosa limpieza", ya que es claro que... "política y negocios, suelen ir muy unidos". En nuestro paseo, podremos ver, más de una sucursal de bancos españoles.
En nuestro recorrido veremos igualmente restaurantes de países de "las cinco partes del mundo", también encontraremos alguno español, cuyas cartas de menús, están expuestas al público en idioma "español"(1) encontraremos abundantes (también) establecimientos de joyería, e incluso... "prostitutas de alto nivel, situadas en solitario y en lugares estratégicos de este centro ciudadano", donde (seguro) que... "casi todo se compra y se vende"; y donde "el dinero fácil, debe correr en abundancia"
Sigue aquí "el frío siberiano". Y poco más puedo decir de lo que he visto en esta ciudad, que en definitiva me parece es... "una ciudad más del mundo de los negocios" y donde lo práctico se impone, puesto que también he visto varios ("y grandes") establecimientos de la denominada "comida basura" y ello, por sí mismo, me dice, "la nueva marcha de esta vieja y legendaria ciudad", donde también se ve mucha abundancia de "gentes de color", que indudablemente están aquí para realizar todos cuantos servicios "los europeos" no quieren hacer.
Cansados de andar y bastante incómodos por el intenso frío, volvemos al hotel, observando que ya ha cerrado casi todo el comercio y la ciudad empieza a quedarse bastante "solitaria".

(1) Ya y afortunadamente, la Real Academia ha adoptado la palabra ESPAÑOL, para definir... "un idioma que da habla a muchos países".


Hasta las nueve no tendremos la cena, por tanto subimos a nuestra habitación; y ya en ella, para "pasar el tiempo", sintonizo la radio que en la misma existe y por pura casualidad, "aparece radio Berna y hablando en español", la que está ofreciendo un informativo para todos los países de habla hispana.
Por este noticiario me informo que el ministro español de gobernación (Sr. Corcuera) ha dimitido hoy, cosa "sin mayor importancia para mí", pero sí que me llama la atención otra noticia y es la siguiente... "doscientos okupas (desarraigados que suelen ocupar edificios vacíos o abandonados) han sido desalojados de unos edificios privados, mediante la fuerza policial, auxiliada por los bomberos, los que han empleado sus mangueras a presión en "baldear" y echar a estos okupas"...?
Es claro (la noticia me lo confirma) que aquí en Suiza (el hecho que refiero ha tenido lugar en la propia Berna) no se andan con "muchas contemplaciones", para hacer cumplir "su ley", creo que por ello y en contraposición con otros países (entre ellos España) aquí no existen ni negocios, o comercios "blindados", ni cierres o rejas "carcelarias"; y por ello, hemos podido ver, incluso joyerías, exponiendo en sus escaparates piezas de un cierto valor apreciable (en millones de pesetas) y las que protegen solo cristales de mayor o menor grosor, pero cristales al fin y al cabo. También he visto puestos de venta de periódicos instalados en las aceras de las calles y donde se practica el autoservicio, donde el cliente, coge el periódico y deposita su importe en una ranura, que tiene una caja metálica de construcción muy sencilla, anexa al citado puesto y ello, "funciona"; lo que demuestra que aquí hay mucha educación cívica o que... "las leyes suizas, surten el efecto deseado y las gentes tienen el suficiente respeto o miedo y... las cumplen"
Llega la hora de cenar y ya reunido el grupo, marchamos a un cercano restaurante donde celebramos la cena ya concertada y pagada, donde nos sirven una buena cena, personal que habla español (portugueses) lo suficientemente claro, como para que nos entendamos perfectamente en la petición de servicios extras, que algunos solicitamos (bebidas, café, etc.) amén del pago de la cuenta correspondiente y; "alguna otra comunicación humana".
Volvemos al hotel, en cuyo hall, nos reunimos unos cuantos componentes del grupo y allí fumamos o charlamos, hasta que llegado el momento nos retiramos a descansar, para ir "bien preparados" en la larga etapa de mañana (Ginebra-Barcelona).
**********************
Veinticuatro de noviembre; hoy hemos salido puntualmente del hotel, son las 7,30 h. cuando emprendemos viaje. Ginebra ha amanecido nevada y ello visto a la tenue luz del amanecer, es un bello espectáculo difícil de describir, ya que la abundancia de parques y jardines y en éstos, de árboles centenarios, aumenta el encanto de esta nevada, puesto que la nieve en las edificaciones ciudadanas no resultaría así, ya que en mayoría, son de estilo funcional y moderno. El día está muy nublado e incluso con niebla... cae la nieve. Este mal tiempo, o tiempo desapacible, nos va a acompañar a lo largo de toda la mañana.
Son las ocho y sigue cayendo "una buena manta de nieve", cinco minutos después estamos cruzando la frontera franco-suiza. Bien "entrados" en Francia, sigue nevando abundantemente, lo que no entorpece nuestro viaje, el que seguimos a buena velocidad.
Pasaremos a través de gran número de túneles, algunos de ellos "larguísimos"; atravesaremos innumerables montañas y pasaremos por altos viaductos, "que cortan" muy estrechos valles, todo ello cruzando "estos" Alpes franceses y la denominada "Alta Saboya". Bordearemos algunos lagos (entre ellos el "Nantua") y lagunas, así como gran cantidad de ciudades y poblaciones menores. Empezamos a notar un viento fuerte.
A las nueve, la nieve se torna en lluvia muy fuerte, demostrando con ello que hemos bajado significativamente de altitud. En los campos por donde atravesamos ha desaparecido la nieve; sigue la niebla, si bien se va aclarando poco a poco hasta desaparecer totalmente. A las once deja de llover y empieza a aclararse el día, todo lo cual nos alegra "el ánimo", puesto que el recorrido de hoy (Ginebra-Barcelona, más un desvío) representa rodar en alrededor de ochocientos kilómetros.
Realizaremos dos paradas, la primera "técnica" y por tanto prevista, la segunda será obligada y por cuanto el plástico colocado en el ventanal roto, ha cedido debido a la lluvia y al viento reinante y no ha habido más solución que detenerse y tratar de arreglarlo en una de las áreas de servicios de las autopistas francesas. Menos mal, que el chófer viene previsto y logra repararlo satisfactoriamente, lo que nos permite seguir viaje... "luego lo terminará de arreglar de forma definitiva, en el lugar donde comeremos y este arreglo nos servirá hasta nuestro destino final".
El mal tiempo y esta imprevista parada, nos va a ocasionar unos considerables retrasos en el tiempo previsto y por todo ello, el viaje de hoy se va a alargar durante dos horas más, las que nos van a resultar muy pesadas, puesto que vamos a estar viajando durante trece "larguísimas" horas; y ello pese a que a partir de las doce de la mañana, ya dejó de llover y "un cierto buen tiempo nos acompañó hasta llegar a Barcelona".
Así y a las quince horas (3 de la tarde) salimos de la autopista y nos desviamos... y por fin (hubo hasta un despiste del conductor y guía)... llegamos al lugar donde se nos servirá la comida del medio día, la que se nos prometía espléndida (y lo será) pero la que vamos a degustar ya "muertos de hambre", y con dos horas de retraso; "en fin son cosas que ocurren en los viajes", donde lo imprevisto puede surgir en cualquier momento.
Este lugar a donde hemos llegado, es conocido como el "Chateau Gaussan", por tanto se trata de un castillo y el que data del Siglo XIII; y el que se encuentra cercano a Narbona y más cercano aún, a la vieja y abandonada (hoy en restauración) Abadía de "Fuente Fría", a la que perteneció este castillo y donde (se nos dice) era el lugar donde los frailes, guardaban "las cosechas de sus posesiones de aquella zona"...? El castillo es almenado, construido totalmente de piedra y tiene torres de defensa, no así el clásico foso que lo aísle. Parece que igualmente fue residencia palaciega de alguna familia noble, puesto que las puertas y ventanales de la fachada oeste (es cuadrado) así me lo indican (no he encontrado datos, ni del castillo, ni de la abadía y la verdad, me hubiese sido grato, saber algo más).
Entramos por la puerta principal de esta fortaleza "en campo llano" (curiosamente no se encuentra sobre ninguna colina y pese a que hay algunas cercanas); y pasamos a lo que debió ser el patio de armas, de allí entramos en "los establos o cuadras", los que han sido acondicionados para instalar en ellos un amplísimo comedor rústico. En la entrada se nos ofrece un vaso de un buen vino, el que tiene "cuerpo" y resulta un poco dulzón, pero el que nos cae "la mar de bién", puesto que nos termina de "irritar" nuestros ya estragados jugos gástricos, los que están "clamando por recibir alimento". Tomamos asiento, en rústico bancos, junto a similares mesas en las que ni hay mantel. En esta amplísima estancia, hay otros grupos ya instalados y que han comido ya.
De inmediato se nos empieza a servir "una explosiva comida", compuesta de abundantes entremeses de diferentes embutidos y paté; y después y como "plato fuerte", unas habichuelas (judías) rojas, las que vienen en una gran cazuela de barro y donde junto a ellas, vienen troceados diferentes embutidos y todo ello a su punto, como lo demuestra la humeante cazuela que nos dejan sobre la mesa y de la que nos vamos sirviendo. Todo ello regado con "vino a discreción", pero de una calidad inferior al ya descrito, pero que también resulta bueno, puesto que igualmente procede de, "las bodegas del chateau". De postre nos sirven un trozo de pastel de manzana (que algún goloso compañero, repite más de una vez). Todo ello lo recibimos como "una bendición", puesto que desde que desayunamos esta mañana, han transcurrido casi ocho horas y por ello es fácil imaginar el... "como hemos llegado a las puertas de este castillo". Donde felizmente nos ha sorprendido la abundancia descrita, ya que Francia no se caracteriza por ello, sino todo lo contrario.
Reposamos tan opípara comida, la que yo culmino encendiendo un "hermoso" puro, que afortunadamente me fumaré con cierta tranquilidad; en parte sentado en tan pintoresco comedor y en parte, oyendo tocar el piano a Carlos, el que ha descubierto en una estancia anexa al patio ya citado, una sala de espera o de "reposo o sobremesa"; y donde nos reunimos un grupo... y el resto, me lo fumo paseando por las afueras de esta fortaleza, donde existe un parque con árboles centenarios y donde, reina un ambiente bastante frío (agradable en estos momentos) acrecentado por la humedad que aporta el cercano Mar Mediterráneo; todo lo cual, me viene estupendamente para "quemar" algunas de las muchas calorías ingeridas hoy (otros compañeros salen al igual que yo). Después tomo alguna fotografía como recuerdo y ello ya es cuando la luz del día va oscureciéndose y anunciando la muy cercana noche.
Son más de las cinco de la tarde, cuando subimos al autocar y marchamos "contentos y felices, cantando e incluso contando chistes, chascarrillos o diferentes anécdotas"; y con todo ello, recorremos un buen trecho de la última etapa del día, hasta que vamos quedando adormilados por el sopor digestivo, el cansancio y la noche que nos cae "encima" antes de llegar a la frontera española, la que cruzamos felizmente y así continuamos viaje.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí más temas)

_________________
No hagas a nadie, ni a nada vivo, nada que tú no quieres que a ti te hagan... ello produce paz y cierta felicidad: AGF
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
VIAJE A PAÍSES ALPINOS XVII Ya en las habitaciones de “n
Portal » Foros de discusión » Sala de debate político » Remando contra corriente

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 2 Horas  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear foro gratis | foros de Literatura & Poesía | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo